Construyendo una Comunidad

Posted on Posted in Blog

Muchas marcas quieren tener presencia en redes sociales, el primer paso es constituir una comunidad. La intención de las organizaciones  al crear perfiles en redes sociales es tener una relación con sus consumidores. Empecemos por definir que es una comunidad.

Una comunidad es un conjunto de personas que se relacionan entre sí y están vinculadas por intereses comunes. Entonces, ¿Qué es una comunidad virtual? Básicamente es lo mismo, cuando nos referimos a Comunidad Virtual, es un grupo de personas que están vinculadas por intereses de compra, se sienten identificados, o porque les gusta obtener información de alguna marca determinada. Sólo que a través de medios virtuales o digitales. Es decir que son personas que se convierten en usuarios o internautas.

Existen aspectos que son muy importantes cuando de gestión de comunidades virtuales se trata:

  • Conocer bien la organización.
  • Sentir los colores de la marca.
  • Atender Comentarios y Mensajes Directos (Obligatorio).
  • Ofrecer herramientas y recursos.
  • Compartir y distribuir contenidos.

Conocer la organización: Puede parecer muy obvio, pero  la gestión de la comunidad virtual debe estar a cargo de personas que conozcan a profundidad, tener claro cuáles son los procedimientos de una empresa ante alguna situación. ¿Podría una persona recién llegada atender el tema? La respuesta a temas específicos debe ser clara, entendible y sobre todo resolutiva.

Sentir los colores de la marca: Existen muchas agencias especializadas en el tema de Community Manager, es necesario que estas personas a cargo se comprometan y hagan que la comunidad se relacione e identifique con la marca, es importante seleccionar a las personas que cumplan con estos requerimientos.

Atender Comentarios y  Mensajes Directos: Muchas marcas pierden interacción con sus seguidores porque desestiman la importancia de los comentarios o mensajes directos, ¿qué comentarios o Inbox requieren de una respuesta? es sencillo, todos.

Ofrecer herramientas y recursos: Podemos potenciar la actividad en nuestra comunidad a través de diversos recursos (vídeo, imágenes, documentos, ideas, etc) la participación de la audiencia es vital, podemos lograrlo, respetando la línea gráfica y de comunicación.

Compartir y distribuir contenidos: Un buen recurso es compartir contenido que no es propio, no se trata hablar sólo de la marca, podemos dar difusión de contenidos de terceros pero que tratan sobre temas de los que hablamos, esto genera interés en las personas que nos siguen al aportar un valor. Además los usuarios ven que no se trata de un monólogo, sino de entablar conversaciones y a veces puede ser a través de un tema de un tercero.

No es complicado lograrlo, basta tener en cuenta algunos lineamientos que nos acercarán a los objetivos que buscamos alcanzar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *