BlogMarketing Digital

Diferencias entre promotor y embajador de marca

Muchas marcas utilizan las redes sociales para lograr exposición, pero para otras esto no es suficiente por lo que recurren a personas, famosas o no, para que hagan eco de sus servicios o productos. Los mismos usuarios se convierten en la voz de la marca, y otros son contratados por la empresa por la imagen y popularidad de la que gozan. Hoy queremos hablar en este artículo sobre las diferencias que existen entre embajador y promotor de marca.

Iniciemos hablando sobre el embajador, para lo cual haremos mención de varias características y la forma de cómo se da esta situación. Un embajador de marca es una persona que conoce la misma, no sólo por su nombre sino porque es usuario, ha hecho uso de sus servicios o productos, los ha probado y son de su total agrado. Se siente comprometido con la marca, es activo en redes sociales y hace mención de manera voluntaria, como algo de uso, debido a la identificación que siente. La empresa premia esta acción a través del reconocimiento verbal, lo cual para muchos es suficiente porque sienten afecto por la marca, esto se conoce como recompensa emocional.

Otra forma de reconocer a los embajadores de marca es a través de descuentos en sus productos o servicios, esto como una iniciativa de la empresa, sabida que está obteniendo un beneficio porque algunos usuarios están dando a conocer la marca a otros sin utilizarse un tinte comercial, por lo que deciden otorgar un beneficio a su embajador.

Debido a la confianza que se ha generado entre usuario-marca, algunas veces las empresas acuerdan dar una recompensa económica, lo cual motiva al embajador tanto al uso de sus productos o servicios, como a mantener su voz a favor de la empresa, que también da cierto prestigio y ante potenciales clientes origina una buena imagen.

¿Qué es un promotor de marca?

Estas personas habitualmente no hacen uso de lo que ofrece la marca, deciden hacerlo porque a cambio de compartir sobre los productos o servicios reciben una recompensa ya sea económica, o brindando servicios o productos acordados previamente, a diferencia del embajador, el promotor hace mención de la marca de forma comercial, no hay una experiencia previa, esta está por iniciar a raíz del convenio mencionado.

El promotor de marca, se distingue porque regularmente es un personaje público, alguien que podría impulsarla a través de la influencia que ejerce, puede generar clientes a la marca que representa con los usuarios que este tiene en su comunidad virtual, invitándolos a hacer uso de servicios o productos determinados,  con esta acción pueden conseguirse seguidores y clientes potenciales.

Otro aspecto a resaltar con respecto a los promotores, es que la recomendación que hace sobre los productos o servicios, los usuarios confían en este y provoca que la decisión de compra sea más grande,  y le da un mejor posicionamiento a la marca. Al igual que los embajadores, los promotores de marca tienen que ser activos en redes sociales, proyectar confianza a los usuarios.

Ambos términos y roles vinculados a la empresa de la cual se hace mención pueden generar una mejor imagen y clientes potenciales, con la diferencia que el embajador de marca es aquel que es un suscriptor de la marca, tiene una conexión emocional, y aunque no reciba algún tipo de recompensa o beneficio, utiliza el producto o servicio y habla del mismo, no tanto de manera comercial. Mientras que el promotor debe ser alguien que tenga influencia, que emita su opinión y esta se vea relevante permitiendo la atracción de nuevos seguidores y potenciales clientes, recibiendo a cambio un beneficio económico en dinero o producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *