Porcentaje de Rebote ¿qué es y para qué sirve?

Posted on Posted in Cómo estimular la creatividad, Estrategia de Redes Sociales

Cuando se tiene un sitio web lo que se busca principalmente es aumentar el tráfico, no solo en número sesiones sino de visitantes. Para lograrlo debemos tomar en cuenta varios factores que van orientados a entender el comportamiento del público que lo visita. Hablemos sobre un parámetro muy importante, el porcentaje de rebote.

¿Qué es el porcentaje de rebote y cómo se calcula?

Esta es una métrica que muestra específicamente el porcentaje de abandono de visitantes luego de leer una nota en un sitio web. Dicho de otra forma es la cantidad de sesiones que provienen de motores de búsqueda o redes sociales en donde se visitó una sola página de un sitio web.

El porcentaje de rebote es inversamente proporcional porque mientras más páginas visita un usuario, menor es el porcentaje. Se calcula dividiendo el número de visitantes que vieron una sola página entre el número de visitas al sitio en un periodo determinado.

Por ejemplo, si el número de visitas en el mes anterior fue de 15,200 pero de esas visitas 13,000 estuvieron en una sola página, el porcentaje de rebote se calcularía dividiendo 13,000 entre 15,200 lo cual daría como resultado 0.85 u 85% de porcentaje de rebote.

¿Cómo puedo reducir el porcentaje de rebote?

El objetivo de medir el porcentaje de rebote es optimizar la estructura del sitio web, a manera de conseguir que las personas que lo visitan encuentren información que sea de interés no sólo en un artículo, sino en varios. Deben evitarse errores que provoquen un alto porcentaje y adoptar prácticas que permitan su reducción.  

– Contenido debidamente categorizado y etiquetado (publicaciones relacionadas).

Es evidente que mientras más contenido tenga el sitio web y este se encuentre indexado de forma correcta, contribuirá de gran manera a que el porcentaje sea más bajo. No se trata de escribir por llenar un espacio, es preciso elaborar contenido que tenga calidad, que invite al usuario a visitar más páginas y leer más información que tiene relación con lo que éste está buscando o puede ser de su interés.

– Velocidad de carga.

Tiene mucha importancia para los usuarios que visitan un sitio web que el acceso a éste no involucre una larga espera. Uno de los principales motivos de abandono en un sitio web es que el tiempo de carga es muy prolongado, normalmente debe tardar entre 3 y 4 segundos, si tarda más de esto lo mejor es corregir de forma inmediata y evitar que el porcentaje de rebote se eleve de forma desmedida. Google estima 1,5 segundos como tiempo óptimo de carga.

– Experiencia de usuario y usabilidad:

Para iniciar con buen pie, es necesario captar la vista de los usuarios, pero también es vital presentar variedad de contenidos y trabajar en la velocidad de carga, además deben considerarse aspectos como el acceso a un sitio desde cualquier dispositivo, todo esto influye en que el sitio sea usable y genere la mejor experiencia de usuario. Seguramente el porcentaje de rebote se verá reducido si el sitio se diseña con un enfoque multiplataforma.

– Diseño web apropiado.

La estructura misma invita al usuario a navegar en un sitio web. Distribuir la información de forma adecuada permite que el usuario visite más páginas y por consiguiente esto va a ayudar a conseguir el objetivo. Colocar textos atractivos que inviten a la lectura y ordenarlos de forma específica también aportará. Se trata de darle coherencia a los textos y no confundir al lector.

El porcentaje de rebote es una métrica que no debe pasarse por alto pues sirve como parámetro para saber si la estructura del sitio es óptima y permite que los usuarios no sólo encuentren lo que buscan en un momento puntual, sino que encuentren más notas que sean atractivas e interesantes, una estructura sólida mantendrá un porcentaje de rebote bajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *