BlogPublicidad Digital

¿Qué son los bulos y qué tipos existen?

bulos-ideas-con-cafe-agencia-digital

La Real Academia Española define bulo como noticia falsa difundida con algún fin. Desde finales del año pasado a la fecha,  ha circulado un fuerte caudal de información falsa o noticias alteradas en torno al coronavirus o también conocido como COVID-19. En el artículo Los bulos de la pandemia: cuántos, cuáles, dónde, cómo y quiénes publicado por The conversation, se presenta un análisis realizado a más de 200 bulos categorizándolos en cuatro tipos.

Bulos de engaño

Estos bulos abarcan toda la información falsa que ha sido difundida a propósito, podemos citar los audios de Whatsapp y cadenas en redes sociales, sobre distintos temas sociales, económicos o políticos. Dentro de los bulos de engaño se pueden incluir distintas teorías de conspiración que desde hace tiempo son frecuentes en redes sociales.

El problema con estos bulos es que pueden estar bien producidos, por los que muchas personas no detectan que se trata de información falsa, también pueden influir en las decisiones y los puntos de vista de muchas personas sobre el tema que el mismo aborda. 

Descontextualización de imágenes o videos

Un ejemplo de este tipo de bulos lo encontramos con la erupción del volcán de Fuego del 2018 en Guatemala. Tras lo acontecido, comenzaron a circular videos de erupciones de otros países y de años anteriores; lo mismo ocurrió con la supuesta erupción del volcán Krakatoa y la posterior activación de varios volcanes, cuando en realidad el volcán Krakatoa en sí ya no existe, el que aumentó su actividad es el volcán Anak Krakatoa (que se originó después de que el volcán Krakatoa explotara en 1883) y al igual que en Guatemala, comenzaron a circular videos y fotos de años anteriores. 

Esta descontextualización por lo general se forma utilizando imágenes o videos reales, acompañados de textos falsos, como los ejemplos mencionados de los desastres naturales, videos de policías, médicos, bomberos, supuestos discursos de mandatarios o entrevistas a celebridades con subtítulos intencionalmente alterados, entre otros. 

Otro caso es cuanto en una entrevista o declaraciones, se cortan intencionalmente los audios o videos dejando solo una parte que puede afectar a la persona pues se tratan de frases sin un contexto lo que da lugar a malinterpretaciones. Esta práctica es común en Twitter a través de los netcenters que buscan afectar a rivales políticos.

Exageración en las noticias

Aquí se encuentran las noticias que son verdaderas, pero que son presentadas de una forma hiperbólica o fatalista, dependiendo de cada caso. Estos bulos pueden darse comúnmente por dos vías, primero, por medios de comunicación amarillistas, cuyas notas solo buscan generar polémica.

También pueden ser creadas por los mismos usuarios, que al no saber interpretar cierta información de forma adecuada, comunica de forma exagerada lo que entendió. Esto es frecuente cuando un especialista en algún tema opina algo y utiliza términos que varias personas no entienden o no logran dimensionar del todo y después transmiten lo que creen es el mensaje correcto.

Bromas y trolls

Este último tipo de bulos aluden a las personas que crean o comparten información falsa con un fin “cómico” o que toman alguna noticia real, pero con un sentido irónico o de sarcasmo, se trata de trolls que buscan tener algo de protagonismo, sin considerar que sus bromas pueden ser tomadas por verdaderas y provocar serios malentendidos. 

Para saber más de los trolls puedes leer nuestra serie de tres partes dedicadas a ellos:

¿Cómo evitar estos bulos?

Si bien, como usuarios no podemos impedir que los bulos sigan apareciendo en internet, es posible contribuir no compartiendo cualquier información que no provenga de fuentes confiables, también se puede indagar, consultar en otros medios para cruzar información y confirmar si tal noticia que llega a nosotros es verdadera o no y de esta forma detener las cadenas de desinformación que los bulos provocan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *