El poder de la creatividad bien conducida

¿Quiénes son creativos? a decir verdad no hay un grupo específico al que pueda denominarse como tal, todos tenemos la capacidad de producir ideas diferentes y practicar una manera singular de pensar.

Si bien, la creatividad es una habilidad que requiere desarrollo para convertirse en una competencia, también es una cualidad innata del ser humano, una herramienta de la cual se puede disponer, y una herramienta no es buena o mala en si misma, sino solamente útil, independientemente para el propósito que se utilice.

La creatividad es un recurso disponible para quien la desee, por lo tanto se puede utilizar de manera correcta o incorrecta, en beneficio propio o de los demás. No tiene nada de malo sacar beneficio personal de la creatividad, ya que como hemos expuesto antes, nos permite encarar las dificultades y tener una vida menos complicada. El problema radica cuando se utiliza para justificar faltas, que llevan a mentir, engañar y buscar excusas.

En un supuesto caso, en donde una persona llega tarde al trabajo y al momento de ser cuestionada se excusa diciendo: “Es que había mucho tráfico”, inventando una situación en torno a esto para ganar credibilidad, cuando en realidad el retraso se debió a que se quedó durmiendo por haber trasnochado.

Otra situación en la que se involucra la creatividad de forma negativa es cuando se realizan bromas de mal gusto, a pesar de todo no deja de ser creatividad, ya que se pensó y planificó, para saber cuándo jugar una mala pasada a alguien. Crear un escenario ficticio, ingeniárselas para engañar a los demás y producir una serie de mentiras relacionadas sin duda requiere creatividad.

Si la creatividad fuese utilizada de forma correcta, ¿cuántas cosas nuevas y diferentes podríamos llevar a cabo? El ser creativo debe aplicarse en acciones que produzcan crecimiento personal o desarrollo para nuestro entorno, a la larga, si lo analizamos con cabeza fría, todos los días hacemos uso de la creatividad, sólo que no siempre de forma positiva. Si nos disponemos y tomamos determinación podemos llevar a cabo acciones de alto impacto.

El poder que tiene la creatividad bien conducida es impresionante, las buenas ideas te llevarán a pensar y actuar de forma diferente. Por último, queremos exponer algunos consejos que podrán ayudarte a conducir de forma adecuada la creatividad.

  • Cero excusas: Pregúntate ¿intento cubrir mis faltas generando excusas?
  • Acepta tus errores: Si frecuentas la justificación quizá no estés aceptando tus errores.
  • Cuestiónate: ¿Cuántas mentiras he dicho hoy?
  • Asume tu responsabilidad: ¿Creo pretextos para evadir mi responsabilidad?

Te invitamos a pensar de manera creativa para generar grandes cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *