Figuras-retóricas-en-publicidad-ideas-con-cafe-agencia-digital

Figuras retóricas en la publicidad, parte 02

Posted on Posted in Artículos de creatividad, Blog, Diseño, Diseño Gráfico, Estrategia, Marketing Digital

En esta segunda parte cubriremos un grupo de cinco figuras retóricas aplicables en el Marketing y publicidad, con sus respectivos ejemplos.

Metáfora

La metáfora es una de las figuras retóricas más utilizadas, no solo en la publicidad y mercadeo, sino también en otros campos como la literatura, el cine y el arte en general, esto debido a su versatilidad a la hora de transmitir un mensaje; en las campañas publicitarias también puede estar acompañada de otras figuras. 

La metáfora consiste en establecer una relación entre dos imágenes o elementos que en una perspectiva práctica no tiene relación, pero que se puede aplicar para brindar el mismo significado o que transmite la misma idea. Normalmente en las campañas se sustituye una imagen o un elemento dentro de una imagen por otra que, como mencionamos, no tiene una relación, pero que puede reforzar una idea o mensaje. 

Erotema

Erotema, también llamada interrogación o pregunta retórica,  es una pregunta que se formula, pero que no se espera una respuesta, es decir, se hace una pregunta con la intención de reforzar una idea o un punto de vista. Suele usarse planteando un problema o presentando una situación y preguntando cómo se puede responder, la respuesta implícita es el producto o servicio que se está promocionando. 

Prosopopeya

La prosopopeya o personificación es la figura retórica que consiste en designar atributos humanos a animales u objetos inanimados. Es frecuente encontrar esta figura en la literatura infantil y en películas animadas, donde vemos animales viviendo en ciudades, trabajando y manejando vehículos. 

Dentro de la publicidad y el Marketing, la prosopopeya es frecuente con las mascotas de algunas marcas o en campañas donde se les da  precisamente atributos humanos a animales u objetivos, como los conocidos pollos de la marca mexicana Bachoco, el pollo de Campero, el osito Bimbo, el conejito Duracell los personajes de Kelloggs que, a veces se complementan con el humor.

cocacola

Metonimia

La metonimia o trasnominación se crea cuando se reemplaza una palabra, imagen o figura por otra con la cual tiene una relación directa, o se pueden relacionar según ciertos atributos. La metonimia puede ser por causa y efecto; por significado y significante; producto y función; objetivo y aplicación; autor y obra; cada uno de estos y viceversa. 

En la parte gráfica, por ejemplo, es común encontrar la metonimia cuando se relaciona un cigarro con malestares, o cuando con el humo se crea una figura fatalista, lo cual se convierte en una metonimia con relación de causa y efecto.

Símil

El símil o comparación, tal y como su nombre lo indica, consiste en cotejar las cualidades de un objetivo con otro, a diferencia, de la metáfora o la metonimia, aquí no se hace una sustitución. El símil se caracteriza por usar de forma recurrente las palabras “como” y “tan… como”. 

Figuras retóricas en la publicidad, parte 02 Ideas con Café agencia digital

Parte 01:

Parte 03:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *