¿Qué es la curación de contenido?

Posted on Posted in Cómo estimular la creatividad, Estrategia de Redes Sociales, Productividad

Gracias a internet muchas personas tienen acceso a todo tipo de información pero ante el creciente número de medios de difusión, encontrar información verídica y detallada sobre un tema en específico puede resultar más complicado de lo que parece.

Es importante compartir contenido de calidad a la comunidad virtual y para hacerlo es necesario que los datos que se puedan recopilar pasen por un proceso de curación, que consiste en encontrar, filtrar, adaptar o crear y compartir, ya sea en un blog o en redes sociales. Te explicamos cómo funciona este procedimiento a continuación:

Encontrar:

Es útil saber cuál es el tema que se quiere compartir con la comunidad y un buen hábito es informarse, investigar y repasar. No es mala idea recurrir a internet para hacer dicha actividad, el problema radica en no revisar que el contenido sea coherente y fiable, dejándose guiar únicamente por el posicionamiento orgánico, que claro es muy importante como parámetro de visibilidad pero no necesariamente está vinculado a excelencia de contenido.

Busca reputación y calidad.  Procura tener un listado de fuentes confiables de las cuales puedas apoyarte cuando tengas una duda o quieras conocer una opinión sobre una materia en específico. También puedes hacer uso de enciclopedias y diccionarios virtuales, informes, estudios y publicaciones.

Filtrar:

Después de haber seleccionado las fuentes de información que se utilizarán, comienza la fase de filtrado, que consiste en seleccionar las ideas o datos más relevantes de toda la información recopilada. Es importante leer bien el contenido antes de compartirlo.

La mejor manera de conseguir un buen filtro es leer y releer la información que has compilado, seleccionando lo valioso y sustancial para la comunidad. Recuerda que tener muchas fuentes no garantiza que tendrás esa cantidad de información valiosa.

Adaptar o crear:

Cuando se tenga el contenido seleccionado y filtrado, se comienza a trabajar con las ideas obtenidas de los dos primeros pasos, para acoplar el contenido de acuerdo a los lineamientos y el tipo de lenguaje que se emplee en la comunidad.

Algunas veces solo se necesitará adaptar el contenido, realizando cambios menores, pero en otras ocasiones es necesario crear algo nuevo tomando como base las ideas y aprendizajes que has obtenido de la información filtrada.

Compartir:

Es crucial recordar que a la comunidad virtual se le debe compartir tanto calidad como variedad y para que el contenido sea aprovechado al máximo es necesario también determinar cuál es el objetivo de la publicación y en qué formato será distribuido; un artículo de blog, una infografía o como una imagen formato .GIF, etc.

Para llegar a esta fase, el contenido cumplirá con las características que la marca requiere para compartirla con su comunidad, tales como tipo de lenguaje, palabras clave y colores oficiales.

¿Por qué hacerlo?

Es necesario curar el contenido porque de esta manera la marca está segura que la información que se comparte con la comunidad es veraz y apropiada. Así mismo muestra su interés por los usuarios ofreciéndoles recursos valiosos en lugar de solo invitarlos a adquirir un producto o servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *