¿Conoces a tu público objetivo?

Target o público objetivo es el grupo específico de personas a quienes te diriges a la hora de ofrecer un producto o servicio y este es acorde a sus necesidades e intereses. Hoy en nuestro artículo semanal te expondremos cómo definirlo y más.

El que mucho abarca poco aprieta.

Tal como reza este dicho, un error en el que se puede caer en redes sociales es creer que todo el mundo es público objetivo. Hay que tener claro que cada persona tiene tanto gustos, deseos, como necesidades distintas que influyen en sus decisiones de compra o adquisición, por ejemplo: no es rentable tratar de convencer a una persona que estudia arquitectura para que se suscriba a un boletín que ofrece cursos de repostería, a menos que verdaderamente su inclinación sea esa.

Esto no quiere decir que dichos cursos de cocina no sean eficientes, solamente se le ofrecieron a la persona equivocada, en cambio el estudiante podría estar interesado en suscribirse a un blog que trate temas de arquitectura o a descargar un app que pueda ayudarle en su carrera. Dependiendo de los intereses y necesidades de cada persona así variarán los productos que adquiera o las páginas que siga.

Un target definido

En primer lugar, para definir al público objetivo hay que determinar cuáles son las características del producto o servicio que se está ofreciendo, tales como precio, punto de venta, función, nivel académico requerido (en caso de ofrecer algo que requiere conocimientos técnicos o bien un curso o carrera), etc. Teniendo esto claro se puede tener una idea de quienes son las personas a las que les puede interesar el producto ofrecido y existe mayor posibilidad que adquieran los productos y servicios puestos a disposición.

Una vez realizado lo primero se pasa a conocer la edad y género del target, también los horarios en que se conecta y si lo hace desde un celular o una computadora, esto para saber en qué horarios es preferible publicar y cómo diseñar las imágenes y redactar los textos. Asimismo,  este ejercicio es muy útil para fijar el tipo de lenguaje que se debe utilizar.

Una vez fijado el target, será más fácil preparar contenido acorde al nivel socioeconómico, grado académico y gustos, deseos e intereses, a su vez, generará interacción y se cumplirá con los objetivos trazados por la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *