Criterios para elegir formatos de contenido

elegir-formatos-de-contenido-ideas-con-cafe-agencia-digital

Cuando hablamos de contenidos en Marketing Digital, nos referimos a muchas cosas; mensaje, opiniones, ideas y demás información que las marcas transmiten, tanto al público en general, como a clientes y posibles clientes. Esto se transmite a través de distintas clases de archivos digitales o “formatos”, los cuales pueden variar según el contexto en el que se apliquen. Algunos ejemplos son:

Imágenes / fotografías

Videos

Infografías

Galerías

Audios

eBooks

Artículos

Apps

Ante la variedad de formatos de contenido, unos resultan más llamativos que otros, por lo que las marcas tienen la tarea de establecer ciertos criterios para escoger los formatos con los que trabajarán, aunados siempre a una estrategia en vez de guiarse por factores como popularidad o porque a otros les ha dado buenos resultados.

¿Qué formatos puede producir la marca?

Si la marca planea tener un blog necesitará del apoyo de un desarrollador web que le de mantenimiento al sitio, así como alguien diseñe un calendario editorial y que redacte los contenidos; si quiere crear un podcast, deberá contar con la capacidad para producirlo; de la misma forma que necesitará de un diseñador gráfico para crear infografías, galerías, videos animados, entre otros. 

Antes de inclinarse por un formato u otro, vale la pena ver si cuenta tanto con el presupuesto que este requiere, lo cual también implica contratar a un profesional o una agencia publicitaria, o si tiene la capacidad para crearlo a través de un equipo in-house. En ambos casos necesitará una inversión monetaria y de tiempo.

 ¿A qué público se dirige la marca?

Dentro de la estrategia se debe contemplar los tipos y grados de segmentación para llegar a nuestro público objetivo, esto sirve de referencia al momento de elegir los tipos y formatos de contenidos a utilizar, según sus intereses, edad, grado académico y demás aspectos. De igual forma, los formatos de contenidos que se elijan, tendrán que ser fáciles de consumir para la comunidad.

¿Qué objetivos quiero alcanzar?

Recordemos que, independientemente del formato, los contenidos se pueden clasificar como de valor, triviales y promocionales y según el giro de negocio de la marca se hará una mezcla de estos. 

Ahora bien, respecto a los formatos, hay que ser proporcionales en cuanto al objetivo de un contenido específico, con el tiempo, conceptualización o recursos que tome elaborarlo, ya que no es buena idea hacer todo un eBook como contenido promocional, o una infografía para algo trivial, cuando ambas pueden aprovecharse mejor como contenidos de valor.

Formatos aplicados a las redes sociales

Los formatos también están condicionados por las plataformas donde se vayan a utilizar, dado que algunos formatos funcionan mejor en determinada red social que otros, por ejemplo, los artículos de blogs son una buena opción para Facebook o LinkedIn, pero en Instagram no se pueden agregar enlaces en el feed, solamente en las historias.

Lo mismo ocurre con los videos, que son el formato más utilizado y que se utiliza con distintos criterios en cada red social. Por ejemplo, en Youtube es funcional compartir videos de un promedio de 10 minutos y en un formato horizontal, mientras que en Instagram los videos del feed pueden ser de hasta 60 segundos y en un formato cuadrado.

Siguiendo el tema de los videos, es importante hablar de los videos verticales, que siguen ganando relevancia y están más presentes en distintas redes sociales, por ejemplo, los Reels de Instagram y las propias historias, que están pensadas exclusivamente para este tipo de video de corta duración; también están los shorts de Youtube, que son videos cortos de hasta 1 minuto de duración. También tenemos Tiktok, cuyos contenidos giran exclusivamente en los videos verticales.

Los archivos de audio también tienen su lugar en una estrategia digital, su mejor ejemplo de uso son los podcasts, que en los últimos años ha estado más presentes, sin dejar a un lado spaces de Twitter,  del que hablamos a detalle en este artículo:

Criterios finales

Para las marcas es necesario mantener un balance entre una periodicidad de contenidos sin caer en la monotonía: una vez que se han elegido los formatos de contenidos que la marca utilizará en cada red social donde tenga presencia y también si los utilizaran en otras plataformas aparte de las redes. Tras esto es necesario mantener un ritmo de publicación, así como con estándares de calidad, tanto en aspectos de producción (diseño, audio, imágenes), como con la información que se transmite. 

Cada cierto tiempo es bueno hacer un repaso de cuáles han sido los formatos que se han utilizado, de estos, cuáles resultaron más efectivos, cuáles son necesarios mejorar o cambiar y qué nuevos formatos se pueden implementar dentro de la estrategia siguiendo todos los criterios planteados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *