Cuando el umbral de atención es bajo

Posted on Posted in Artículos de creatividad, Atención al cliente, Cómo estimular la creatividad, Estrategia de Redes Sociales, Productividad, Redes Sociales

Lo cierto es que este es un factor que puede hacer perder seguidores e incluso posibles clientes.

Muchas personas en algún momento han dejado de seguir una página en redes sociales o de prestarle atención a cierta marca. Pero, ¿Porqué sucede esto?

Es un hecho que el umbral de atención de los usuarios ha disminuido debido al número de mensajes a los cuales se ven expuestos diariamente, muchos de ellos poco interesantes. En la medida en que el interés declina, se va perdiendo la predisposición a prestar atención a un anuncio. En la mayoría de los casos por falta de creatividad en las publicaciones o por desconocimiento de la audiencia que se desea alcanzar.

 

Lo cierto es que este es un factor que puede hacer perder seguidores e incluso posibles clientes. En el siguiente artículo se abordarán algunas de las causas más comunes que generan esta pérdida de atención y algunos consejos para evitarlo.

 

El contenido es irrelevante.

Esta es posiblemente la causa más común. Las personas que forman parte de la comunidad perciben que el contenido que la marca les ofrece no les es útil, ni atractivo, optando así por dejar de interactuar, y eventualmente, por abandonar la comunidad. El contenido se vuelve irrelevante cuando:

 

  • Se publica solo por llenar una cuota.
  • No está enfocado al target.
  • Es repetitivo, utilizando el mismo formato.
  • Se percibe un copy/paste.

 

Todo lo anterior da a entender que hay falta de compromiso e interés por parte de la marca hacia la comunidad.

 

Hay saturación de mensajes.

Este tiene relación con el punto anterior, la marca se enfoca en compartir mucho contenido, pero que aporta poco valor o bien, el contenido es exclusivamente promocional. La saturación de mensajes puede darse de dos maneras: Cuando se realiza una cantidad excesiva de publicaciones con mensajes que siempre incluyen las palabras: compra, adquiere ya, suscríbete, descarga, déjanos tus datos.

La otra forma de saturar a la audiencia es promocionando con mucha frecuencia el mismo producto/servicio; hablar todo el tiempo de lo mismo terminará por aburrir a la comunidad y predisponerles negativamente.

Se abarcan múltiples plataformas.

El dicho el que mucho abarca, poco aprieta no ha perdido vigencia y seguirá siendo válido por mucho tiempo. Al momento de elaborar un plan es importante definir en qué redes sociales tendrá presencia la marca, esto dependerá de dos factores elementales, el primero, ¿dónde está el público objetivo? y segundo, ¿con qué tipo de contenido se trabajará?

Hay que tener claro que no es necesario tener un perfil en determinada red social solo porque es popular, esto porque se puede caer en el error de enfocar esfuerzos por lograr exposición en una red social en la que la marca no alcanzará sus objetivos y descuidar las redes que pueden generar la exposición deseada.

 

Alcance limitado

Es sabido que el alcance de las publicaciones es limitado, a través de los diferentes algoritmos cada red social ha determinado ciertos parámetros que hacen que el contenido se muestre exclusivamente a un grupo reducido de usuarios.

Para ejemplificar lo anterior de manera sencilla, si se cuenta con una audiencia de 1,500 personas, únicamente se podrá alcanzar de manera orgánica (sin pagar) a un porcentaje menor al 5%. Sumado a esto los puntos anteriores: contenido irrelevante, saturación de mensajes y múltiples plataformas, el resultado es un umbral de atención bajo.

 

¿Qué hacer al respecto?

Lo primero es determinar si se están enfocando los esfuerzos en llegar a las personas adecuadas, si las redes sociales que se han elegido son acorde al tipo de negocio y si se están usando los formatos adecuados, con la calidad y dimensiones correctas; esto con la finalidad de lograr una exposición selectiva y acertada.

 

Además, evaluar la línea de mensaje que ha estado manejando la marca, junto con la calidad y frecuencia de las publicaciones, sean estas promocionales, triviales o de contenido valioso. Es recomendable regular la cantidad de publicaciones con el fin de ir aumentando su calidad, para que cada una genere mayor impacto y recordación.

También es importante invitar a los miembros de la comunidad a interactuar con las publicaciones, pues esto favorece al alcance orgánico, se debe ser creativo y evitar los call to action: comparte, dale like, etiqueta a, pues están gastados y generan el efecto contrario al que desea lograr. Aunado a esto, se debe destinar un presupuesto para promocionar las publicaciones a través del alcance de pago y mejorar así su rendimiento.

 

Por último, es valioso realizar una medición periódica que abarque número de publicaciones, interacciones, alcance orgánico y de pago, días y horas de publicaciones, con el fin de realizar un análisis que dé lugar a determinar qué acciones se deben mantenerse, cuáles mejorar y cuáles descartar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *