BlogPensamiento creativo

Economía naranja en Marketing Digital

Economía-naranja-ideas-con-cafe-agencia-digital

Cuando se habla de Economía Naranja se hace referencia a todas las actividades económicas que involucran o que están basadas en la creatividad, la propiedad intelectual y el talento humano y se le denomina “naranja” porque a este color se le suele relacionar precisamente con la creatividad. También se le conoce como Economía creativa, término que fue acuñado en el 2001 por el escritor y conferencista John Howkins en su libro The creative economy; quien menciona que la economía creativa comprende todos los sectores cuyos servicios se fundamentan en la propiedad intelectual.

Entre las características de la Economía Naranja, podemos mencionar el hecho de que los productos y servicios que forman parte de esta apelan más a una propuesta de valor y a generar empatía con el consumidor; otro enfoque es la construcción y distribución del patrimonio cultural de determinada región. Un aspecto importante a mencionar es que se relaciona con los medios digitales, la publicidad y el marketing digital en general.

¿Cómo se clasifica la Economía Naranja?

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para tener una mayor comprensión sobre la Economía Naranja y qué tipo de actividades y servicios pueden estar incluidos, esta puede dividirse en tres grandes bloques que son: 

  • Industrias convencionales: aquí se encuentran todas las empresas cuyos servicios tradicionalmente han estado ligados con la cultura, el entretenimiento y la creatividad, son medios offline y que además de que pueden ser distribuidos de forma masiva. Dentro de esta se encuentra la industria editorial, es decir la prensa, libros, revistas, servicios de edición y corrección, entre otros. También la radio y la industria musical (sellos discográficos) y medios audiovisuales como el cine y la televisión.
  • Otras industrias: en este bloque entra la expresión artística y patrimonios culturales. Podemos hablar de artes visuales como pintura, escultura, dibujo y fotografía por citar algunos ejemplos. Encontramos las artes escénicas y de espectáculos, como teatro, danza, marionetas, orquestas, ópera, conciertos y modelaje. Por último tenemos las áreas relacionadas con el turismo, la educación y patrimonio cultural, como la gastronomía, museos, galerías, bibliotecas, las antigüedades y artesanías y productos típicos. Aquí también se puede incluir los sitios arqueológicos, reservas naturales y el ecoturismo en general.
  • Nuevas economías: con las nuevas economías entramos en el mundo digital, más que la cultura, estas poseen una relación más estrecha con la creatividad y la propiedad intelectual, afianzando en estas su diferencial. Dentro de las nuevas economías tenemos la arquitectura, diseño gráfico e ilustración, videojuegos, multimedia, soporte de medios y publicidad.

Su relación con el Marketing Digital

La publicidad en sí misma se tiene como parte de la Economía Naranja, pues la parte creativa es vital en ella, al momento de conceptualizar y desarrollar anuncios y campañas. De la misma manera, podemos utilizar acciones de mercadeo digital para promover o atraer nuevos públicos a marcas que trabajen en algunos de los campos mencionados como el ecoturismo o la venta de productos artesanales. El objetivo es aprovechar las herramientas que dispongamos para alcanzar nuestros objetivos de marca o de venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *