presupuesto-y-duración-de-campañas-ideas-con-cafe-agencia-digital

Definiendo presupuesto y duración de campañas digitales

Posted on Posted in Estrategia, Estrategia de Redes Sociales, Marketing Digital, Productividad

Hablar de una campaña no es lo mismo que un anuncio, dado que el anuncio es una pieza individual o una única publicación que ha sido pautada y que por lo regular no implica mayor inversión o planeación, en cambio, una campaña digital es un conjunto de anuncios con un concepto, tema y objetivo puntual, esta  precisa tener delimitado un tiempo de duración y el presupuesto que se invertirá diario hasta su finalización. 

El problema de no planificar, es decir, si se realiza una pauta sin un objetivo claro, presupuesto y tiempo definido, la marca tendrá una serie de anuncios con poco fundamento, sin garantías y que a la larga implica un gasto mayor. Para evitar esto, la marca precisa delimitar cuánto invertirá por campaña y cuánto tiempo durará esta, para ello, estos criterios son de utilidad.  

 

Ten un presupuesto específico para digital

Las empresas tienen que cubrir todo tipo de gastos, para ello realizan un presupuesto general donde detallan todas las inversiones que necesitan gestionar. Si las marcas deciden incursionar en las redes sociales, dentro de su presupuesto general necesitan diseñar un apartado para acciones en digital, en lugar de tomar “prestado” de otros gastos. 

Cuando ya se haya destinado una cantidad, por ejemplo US$500.00 por mes, se tendrá un punto de partida con el que es posible proyectar posible resultados. 

 

Define el objetivo de la campaña

El motivo por el que se realizará una campaña influye en cuánto tiempo esta debe durar, así como el monto a invertir.  Para conocer los objetivos generales de las campañas, puedes leer el artículo de objetivos Awareness y Perfomarnce en nuestro blog. Una vez que sepamos el objetivo de la campaña tendremos más claridad para delimitar el presupuesto y duración de la misma.

 

Define el tipo de campaña

De la mano con el objetivo de la campaña, también se debe considerar el formato de esta, los medios y canales donde se promoverá, si será solo en Facebook o Instagram, campañas de mailing, anuncios de video para Youtube, campañas de Waze o de Whatsapp, por mencionar algunos espacios. 

Ten en cuenta que cada plataforma tiene sus características propias, así como tarifas y el mismo presupuesto y tiempo asignado en una no funcionará igual en otra, así mismo si elegimos una o más plataformas, influirá en el presupuesto que tengamos. 

 

Conoce los limitantes externos

Se refiere a todas las razones por las que la campaña no se puede extender de un tiempo específico y tampoco se le puede invertir una cantidad grande aunque se cuente con el presupuesto, dichos factores no son negativos ni positivos en sí mismos, simplemente son aspectos a los que debemos poner atención. 

Entre estos limitantes podemos hablar de cupo disponible por evento, por ejemplo, una campaña para promocionar el concierto de un artista reconocido no tendrá el mismo presupuesto ni durará lo mismo que una para promocionar una conferencia cuyo cupo es solo para 100 personas. Lo mismo ocurre con las promociones muy específicas, como aquellas dirigidas a quienes ya son clientes de la marca o que han adquirido un servicio puntual. 

 

¿La campaña obedece a una fecha específica?

Esto es algo que tenemos que tener claro, una campaña que esté ligada a una fecha especial requerirá un mayor presupuesto, pero dispondrá de un tiempo más limitado, los mejores ejemplos son las campañas por Navidad, aniversarios, fiestas patrias o de Black Friday y bono 14, este último en el caso de Guatemala.

 

¿Qué resultados esperas?

Junto con los objetivos están los resultados que la marca espera de su campaña, si esta fue de leads, cuántos contactos efectivos desea obtener para que inicien el buyer journey, si fue de visibilidad, cuántas impresiones, interacciones o reproducciones de video espera alcanzar. 

Es crucial que la marca tenga claridad entre los resultados que espera y las acciones que ha realizado, contando el presupuesto y tiempo que asignó a su campaña. Una campaña con un mal presupuesto no generará los resultados esperados, entendiendo que “mal presupuesto” no es lo mismo que poco dinero, dado que se dan casos en los que se invierte una cantidad grande y los resultados son similares a otras campañas realizadas con una menor inversión pero mejor segmentadas y con un lapso prudente. Lo mismo ocurre con el tiempo, hay que evitar ir a los extremos haciendo campañas para un evento que es muy próximo o tener campañas por varios meses que terminen aburriendo a la audiencia.

Para último, la elección de tiempo y duración de la campaña va acompañada de otras decisiones importantes como el tipo de segmentación, el concepto y la aplicación gráfica, de la mano con el monitoreo constante para saber qué cambios hacer para mejorar el rendimiento de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *