Lecciones-de-diseño-ideas-con-cafe-agencia-digital

Lecciones de diseño de Paul Rand

Posted on Posted in Artículos de creatividad, Diseño, Diseño Gráfico, Productividad

Paul Rand es uno de los diseñadores más conocidos del siglo XX. Su extensa carrera ha dado lugar a importantes aprendizajes a los diseñadores para la creación de logos y aplicables al diseño en general, como los que aquí desarrollamos.

 

1. El logotipo deriva de la calidad de la marca

Es necesario que exista siempre una relación entre la imagen que la marca proyecta, con la que transmite a través de sus productos y servicios, esto no puede ser de otra manera. Rand sabía que el diseño de un logo tiene que ser proporcional a la calidad de la marca, la cual queda evidenciada en los productos y servicios, así como en intangibles que van desde el servicio al cliente hasta la estructura organizacional y clima laboral.

 

2. Un diseño efectivo es distintivo, memorable y claro

En este punto se mencionan tres aspectos cruciales: el primero es que el diseño debe ser distintivo, es decir, que al ver cualquier pieza promocional o campaña, se identifica sin mayor esfuerzo a la marca, esto se consigue estableciendo lineamientos claros en el respectivo manual de estilo de la marca, en el que se contemplan colores, tipografías y aplicaciones del logo.

El segundo aspecto se refiere al posicionamiento que la marca es capaz de obtener y en la que el diseño influye, llegando en algunos casos a convertirse en lovemarks para sus clientes.

 

3. El diseñador busca resolver problemas, no brindar opciones

Esto es algo fundamental en el diseño, ya sea que se esté creando el logo de una marca, haciendo un rebranding o cualquier otro tipo de diseño, este siempre debe ir enfocado a resolver el problema de los clientes o a mejorar elementos que este considere necesario.

En Marketing Digital hay un término llamado Pain Points, que precisamente hace referencia a las necesidades o puntos de oportunidad de las marcas y cómo se pueden solventar a través de nuestros servicios, en este caso, a través del diseño.

 

4. El diseño se enfoca en una solución más que en el lado artístico

Relacionado con el punto anterior, se dan casos en los que al momento de diseñar se piensa mucho en el lado artístico, que el diseño se vea atractivo y que se empleen diversas técnicas que hagan que destaque solo en la parte visual, pero que al momento de utilizarlo en alguna campaña no logra transmitir la idea deseada o es difícil de comprender para los usuarios. Si bien el trabajo de Paul Rand se puede apreciar desde una perspectiva artística, también es evidente que sus diseños fueron funcionales.

Al momento de crear un logo o realizar cualquier arte, es importante tener claro cuáles son los objetivos, qué se desea comunicar y las expectativas que se esperan generar.

 

5. Un buen diseño no mejora a la marca o sus productos

Tanto los diseñadores como las marcas deben tener este punto claro, dado que en ocasiones se tiene la idea que la calidad de un producto o el éxito de una campaña recae únicamente en el diseño, cuando el éxito es fruto de un conjunto de decisiones y acciones ligadas a una planeación previa.

Si un producto no es funcional, no satisface o no llena las expectativas de los consumidores, no obtendrá el resultado deseado por muy buena que sea el diseño. Lo mismo ocurre con la marca en sí misma, puede trabajar e invertir en el cuidado de su imagen, pero si esta no se ve reflejada en todos los aspectos mencionados, es menos probable que gane y mantenga fidelizados a sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *