¿Qué es un clickbait?

Se puede imaginar internet como el mar, una vasta red de datos en la que cada día millones de usuarios navegan buscando información, recursos, sitios de aprendizaje o entretenimiento. En este variado ecosistema muchos sitios compiten por captar mayor cantidad de usuarios, usando en ocasiones estrategias que pueden catalogarse como poco ortodoxas, entre ellas y una de las más recurrentes es el clickbait, tema que a continuación se abordará.

Etimológicamente este término es un modismo inglés que viene de las palabras Click (o clic en español), acción realizada con el mouse o teclado para acceder a un sitio y bait, que significa cebo; clickbait literalmente significa cebo de clics o anzuelo de clics y es un término que fue creado en 1999, pero que recientemente ha ganado mayor popularidad, principalmente por el rechazo hacia su uso.

¿En qué consiste?

Siguiendo con la analogía del mar, los peces cuando están en busca de alimento pueden encontrar un cebo flotando en el agua, y creyendo que es un alimento que le ayudará a sobrevivir, lo muerde y así ha caído en la trampa que le tendieron.

Lo mismo ocurre en internet a los usuarios que están en búsqueda de información útil para su trabajo, estudio o simplemente navegan para informarse de temas varios. Existen sitios que ofrecen lo que el usuario busca y hay otros que mediante títulos exagerados y llamativos logran captar más rápido la atención, aunque desafortunadamente, al momento de hacer clic y ver el contenido, este no llena las expectativas pues dista mucho de la promesa efectuada en el titular, siendo impreciso, poco formal o trivial.

Ahora bien, hay que tener claro que el problema no radica en querer atraer visitas a un sitio web, sino en apelar al engaño y ofrecer algo que no sea de utilidad al usuario, persuadiéndole a dar clic a un artículo cebo y aún así querer tener una gran cantidad de visitas y estar bien posicionado en los motores de búsquedas.

El problema tampoco es escribir titulares llamativos, ya que el uso correcto de titulares ayuda a que las personas visiten el sitio, siempre y cuando exista coherencia entre lo que se ofrece con el titular y lo que el usuario recibirá después de dar clic.

Características.

Identificar el clickbait no es una tarea complicada pues siempre obedecen a la misma fórmula: Es una oración sensacionalista que busca generar polémica, similar a la prensa amarillista. La principal característica es que no deja claro de qué trata el artículo, también alude a la rivalidad entre dos grupos de personas, a la opinión ficticia de expertos o celebridades y suele ofrecer fórmulas mágicas para obtener algo a través de “sencillos pasos”. Estos son algunos ejemplos de clickbait:

  • “Este es el secreto que los millonarios no quieren que los pobres descubran”
  • “Durante tres semanas solo comió espinacas. ¡No creerás lo que le sucedió!”
  • “Estos son los 7 sencillos pasos de los expertos para destacar en redes sociales. El 4 no lo podrás creer.”
  • “Esto es lo que JAMÁS te dirán sobre las redes sociales ¡Es impresionante!”
  • “Estudios revelan que hacer esto todas las mañanas te hace más productivo”

Repercusiones del clickbait

Aunque el clickbait pueden ser catalogado como “aceptable” cuando se trata de sitios que se sobreentiende que son triviales y no tienen intenciones de presentar contenido formal, no es una justificación válida, pues como se ha descrito, esta práctica se basa en el embuste.

Peor aún cuando una marca que está interesada en conectar con determinado grupo de personas haga uso del clickbait, esto porque en lugar de posicionarse, logrará hacerse de mala reputación, elevar su porcentaje de rebote y perder toda credibilidad.

Se dice que una persona no debe hacer a otros lo que no quisiera que otros le hicieran. Si a alguna persona le resulta molesto hacer clic en un enlace porque el titular o thumbnail le pareció atractivo pero el contenido resultó ser otro, esto da motivos suficientes para no caer en este hábito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *