Las 7 P’s del Marketing

A grandes rasgos, hablar de marketing es referirse al conjunto de estrategias planificadas y puestas en marcha por una marca para lograr sus objetivos de negocio. Dichas estrategias le permiten a la marca tener una visión a corto, mediano y largo plazo de sus objetivos, le facilita medir su crecimiento y el impacto que están teniendo en su audiencia, al mismo tiempo que es una herramienta esencial para gestionar de manera efectiva el presupuesto disponible.

En un plano ideal, toda empresa debería contar con un Plan de Marketing en la cual basar sus operaciones, no obstante, no siempre se tiene en cuenta realizar dichas estrategias, no porque no se consideren efectivas, más bien es por desconocimiento de las mismas y su incidencia en distintos aspectos de la marca. Una estrategia de Marketing efectiva, es la que tiene en consideración siete elementos conocidos como las 7P’s, estas son: producto, precio, plaza, promoción, personas, presencia y procesos. A continuación se expondrá cada una.

Producto.

El producto es aquello que la marca ofrece a su audiencia. Dentro de esta categoría se encuentran todos los artículos que la marca produce y/o distribuye y también los servicios que provee. Es de suma importancia que sean acordes al tipo de audiencia al que se espera llegar. La calidad del producto, enfocándose en el valor que este aporta, así como la calidad de servicio al cliente son factores cruciales a la hora de ganar y fidelizar clientes.

Precio.

Respecto al precio, debe ser accesible al mercado objetivo que se desea llegar, pero existen muchos factores que inciden en este, como costos de producción, de distribución, el margen de ganancia de la marca, entre otras variables relevantes a la hora de fijar un precio. Aunado a esto, es importante cuidar también la percepción de valor del cliente, pues, se puede ofrecer algo de calidad pero si una persona o comprador no lo considera así, no estará dispuesto a pagar por adquirirlo. Es posible competir por valor, sin ser necesariamente la opción más barata del mercado.

Plaza.

La plaza es el punto de distribución donde el cliente puede adquirir los productos/servicios. Tener el punto de venta adecuado asegurará que los clientes puedan acceder a los productos de la marca cada vez que lo necesiten. La plaza no se limita a un espacio físico, como la tienda principal y sus sucursale, también puede encontrarse como un sitio web, con su tienda virtual actualizada en la que el cliente tenga información detallada las 24 horas y pueda realizar comprar y sus respectivas landing pages.

Promoción.

Esta también está relacionada con la perspectiva de valor del cliente y es la manera en que la marca llega a su grupo objetivo, la forma de presentarse y por qué debería elegir sus productos/servicios a los de la competencia. Se puede hacer uso de campañas en vallas o mupis, spots y cuñas radiales o estrategias de Marketing Digital como campañas en redes sociales y acciones SEO/SEM. Asimismo se puede usar promociones con los productos, como 2×1, descuentos a clientes frecuentes u otros. Cabe resaltar que la promoción no será la misma cuando se trata de fidelizar clientes que cuando se desea captar nuevos.

Personas.

Toda estrategia de marketing online y offline siempre deberá ir enfocada en las personas, en primer lugar se debe hacer una segmentación minuciosa del mercado para determinar si se está llegando a las personas correctas. El servicio al cliente también posee un papel relevante, pues hablará bien de la marca y el cliente sabrá que es importante si recibe una gestión efectiva, donde no solo cuenta la calidad del producto, sino que también la atención recibida y la pronta respuesta a cualquier queja o reclamo dentro de los programas de fidelización. Más que solo hacer negocios, se deben forjar relaciones.

Presencia.

Esta es similar a la plaza, pues lo que se busca es ser accesible a los clientes, aunque la presencia no solo hace referencia a una tienda o sitio web, sino que también incluye la imagen que la marca quiere reflejar a sus clientes (branding) y su posicionamiento SEO, en redes sociales y su posicionamiento en la mente del usuario. De la mano del buen manejo de los elementos anteriores puede incluso convertirse en lovemark.

Procesos.

Es la forma en que se ofrecen los productos y la forma en que los clientes los adquieren. Entre los procesos se puede mencionar los pasos a seguir para realizar una compra online, el tiempo de respuesta a los mensajes y comentarios en redes sociales, aspectos logísticos como los tiempos de entrega de los productos y el cumplimiento de expectativas entre los productos/servicios ofrecidos y los recibidos. La capacitación del personal respecto al servicio al cliente, definir una línea de mensaje, contar con servicio de Community Manager para las redes son algunas formas de optimizar los procesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *